Productos de limpieza que NUNCA debes mezclar

Muchos creen que mezclando productos de limpieza obtienes mejores resultados, lo cierto es que esto puede resultar excesivamente peligroso para ti, tu familia o mascotas, ya que se producen reacciones químicas que pueden ser muy dañinas para la salud.

La mezcla de varios productos de limpieza para el hogar puede ser responsable de cuadros toxicológicos, desde nivel respiratorio con síntomas como irritación faríngea, rinitis, irritación laríngea, tos o disnea, como dermatológico con síntomas relacionados con irritación de la piel, rubefacción, picor o inflamación.

Entendiendo esto, ahora te explicamos uno a uno que productos químicos no se pueden mezclar.

Mezclar cloro y amoniaco

Esta combinación produce CLORAMINA (NH2CI), siendo esta la mezcla más habitual que produce una reacción química a través de un gas, estos vapores pueden causar problemas graves en el sistema respiratorio, es altamente tóxico y cuando entra en contacto con las mucosas, se descompone para producir ácido clorhídrico que es tóxico altamente corrosivo, esto provoca irritación de las mucosas e incluso quemaduras en la piel. Su inhalación podría causar tos, asma y otros problemas espiratorios, además de irritación en los ojos.

Mezclar cloro y alcohol

Ya sea alcohol puro o en gel, es otra mezcla muy peligrosa y común de productos de limpieza. La combinación de ambos productos produce CLOROFORMO y ácido clorhídrico, ambos muy tóxicos. Los vapores pueden causar mareos o nauseas, producir daños en piel, ojos, pulmones, hígado, riñones y sistema nervioso. Incluso el cloroformo puede provocar también la pérdida de conciencia y en casos muy extremos la muerte.

Mezclar cloro y vinagre

Mezclar cloro y ácidos como el vinagre provoca gases muy tóxicos que pueden provocar quemaduras graves en las vías respiratorias e irritación en los ojos. El vinagre contiene un ácido que al mezclarlo con el cloro se genera ÁCIDO PARACÉTICO O GAS CLORO. Este gas, cuando es denso, afecta las membranas mucosas, boca, ojos, pulmones y garganta, se transforma en ácido clorhídrico y que puede destruir membranas, causar heridas o quemaduras graves.

Cloro y otros productos de limpieza

La mezcla de cualquier producto de limpieza (limpiavidrios, detergente de platos, detergente de ropa, multiusos, etc.) con cloro produce también químicos peligrosos, ya que la mayoría contienen alcohol, amonio o ácidos y con la mínima exposición puede provocar quemaduras o problemas respiratorios, en garganta y oculares. Por eso debes eliminar el uso de cloro para la limpieza y apostar por productos de limpieza ecológicos amigables con tu familia y mascotas.

Mezclar vinagre y bicarbonato

La mezcla de vinagre y bicarbonato es muy útil para quitar manchas de alfombras, quita lo amarillo de las camisetas o la suciedad de los baños, entre otra. “PERO nunca hagas esa mezcla en un recipiente cerrado ya que podría provocar una explosión. El bicarbonato de sodio reacciona con el vinagre, que es un ácido, transformándose en agua, acetato de sodio (una sal) y dióxido de carbono (un gas).

Mezclar vinagre y agua oxigenada

Esta mezcla genera ÁCIDO PERACÉTICO, puede causar irritación en los ojos, la piel y el sistema respiratorio. Incluso una exposición a largo plazo puede causar daño permanente en pulmones. Si bien es cierto que ambos elementos se utilizan para limpiar y desinfectar superficies y frutas y verduras, te recomendamos elegir desinfectantes naturales para evitar mezclas peligrosas en casa.

Productos de limpieza de diferentes marcas

Existe la creencia que la mezclando productos de limpieza de diferentes marcas dará mejores resultados, “FALSO” ya que cada fórmula es independiente y mezclarlas puede resultar en una reacción incierta que puede ser peligrosa para nuestra salud.

Cada producto de limpieza tiene un propósito para el que fue creado y ha pasado por pruebas de calidad para no poner en riesgo tu salud y la de tu familia.

Por ejemplo, si mezclas productos que contienen alcohol, amonio, ácidos, cloro etc. puedes desencadenar tóxicos como cloroformo, gas cloro, cloramina, entre otros.

Por ello debes optar por productos de limpieza biodegradables y amigables con el medio ambiente y tu familia, así evitaras posibles accidentes.

Mezclar cloro y ácido muriático 

La combinación de estos dos químicos produce CLOROFORMO. Estos pueden provocar graves daños en el sistema nervioso, pulmones, riñones, hígado, ojos y piel. Adicional los altos niveles de cloroformo pueden provocar mareos, náuseas, pérdida de conciencia e incluso la muerte en concentraciones altas.

 Es por eso que por tu seguridad y la de tu familia, no olvides:

  • Nunca mezcles productos de limpieza.
  • Optar por productos de limpieza biodegradables y ecológicos, cuidas tu salud, la de tu familia, mascotas y al planeta.
  • Mantener los productos de limpieza en contenedores seguros.
  • Eliminar o limitar el uso de cloro y amoniaco en tu hogar, además de peligrosos son altamente contaminantes. En su lugar usa productos con sales cuaternarias, ya que estas son biodegradables.
  • Si utilizas cloro, asegúrate de lavar posteriormente con abundante agua para eliminar los residuos.
  • Mantener las normas de seguridad y seguir siempre las indicaciones del fabricante.
  • Mantener todos los productos de limpieza fuera del alcance de los niños.
  • Rellenando tus botellas de productos de limpieza biodegradables, evitas que más plástico de un solo uso aumente. En Mahána, ofrecemos todos los productos de limpieza a granel con relleno a domicilio

Tu consumo puede cambiar al mundo.

 

 

Dejar un comentario